11 Feb 2020

Amar a Dios de corazón sincero

“¡Hipócritas! Bien profetizó de ustedes Isaías, en el pasaje de la Escritura que dice: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinde culto: las doctrinas que enseñan no son sino preceptos humanos” (Mc 7, 6-7)

Los fariseos están cuestionando a Jesús porque los discípulos de Él comen sin lavar las manos. Los fariseos prestan atención en cada detalle, ellos están allí preocupados con cada precepto bueno, entonces, caen en el legalismo y no se preocupan con el esencial. No es que para Dios no sea importante la ley, pero es que antes de la ley viene el corazón, y el corazón viene por encima de cualquier ley. ¿Que corazón? El corazón que ame a Dios por encima de todas las cosa.

Nadie puede poner en practica la ley de Dios, exigir la practica de la ley de Dios sin primero amar a Dios con el corazón. Por eso, Jesús esta diciendo: “Mira este pueblo me honra con los labios”. NO hay nada más hipócritas que la religión que practica la ley pero no vive el amor.

Necesitamos estar muy atentos a los tiempos en que vivimos, porque las personas están cada vez más legalistas y amando cada vez menos, Estamos poniendo Dios, y el amor a Él, cada vez más para bajo. Nosotros tenemos que vivir los preceptos, las leyes morales, los mandamientos del Señor, y no descuidemos de nada, además, amemos a Dios con el corazón para que nuestro culto no sea un culto abominable a los ojos del Señor.

Dios esta pidiéndonos que amémonos de verdad y de todo corazón

Es Jesús quien esta diciendo: “ En vano me rinde culto: las doctrinas que enseñan no son sino preceptos humanos”. ¡Que duro escuchar eso del Señor! Porque las personas están discutiendo, están peleando por preceptos humanos… Nosotros no estamos peleando para amar a Dios de corazón sincero, de corazón puro, nosotros estamos descartando los demás, en nombre de Dios. Estamos peleando uno con los otros, promoviendo guerras en los varios campos de la vida, en nombre de Dios. Y Dios no pidió para nadie hacer guerra ni masacrar el otro en nombre de Él; Dios no pidió para nadie crear discordia, separación en nombre de Él.

Lo que Dios nos esta pidiendo es que amémonos de verdad y de todo corazón. Quien ama a él va saber amar su hermano mucho más que las leyes y los preceptos. Es este culto que Dios quiere de nosotros, el culto de la verdad, el culto del amor, del corazón que no se prende en primer lugar a los preceptos, pero se prende por encima de todo al amor porque es es olo él que nos salva.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.