30 Dec 2017

La viudez es el tiempo de contemplar la vida ya vivida

La viudez es el tiempo de gracia, es tiempo de contemplar la vida ya vivida, y tener la gracia de dedicarse integralmente a Dios

“Desde entonces había permanecido viuda, y tenía ochenta y cuatro años. No se apartaba del Tiemplo, sirviendo a Dios noche y día con ayunos y oraciones” (Lc 2, 37).

Ana también contempla Jesús en el templo, ella ve el niño Jesús. Esta “Joven” anciana tiene 84 años, y no se desmorono, no se entrego al desanimo. Esta mujer de 84 años vive de oraciones y ayunos, ella tiene fuerza y confianza en Dios; su alma es fortalecida por la presencia del Señor.

Ayer yo hablaba para los ancianos, contemplando el viejo Simeón, que en su edad avanzada se alegraba porque contemplaba Jesús. Hoy, vuelvo para nuestros viudos y viudas. La viudez no es el tiempo de abandono, sino el tiempo de la gracia. Es tiempo de contemplar la vida ya vivida y tener la gracia de dedicarse integralmente a Dios.

Si te quedas viudo y te casas nuevamente, estarás en la bendición y en la gracia, pero si estas viudo y no te casas, haga como Ana: sirva a Dios, entregase a Él.

En tu casa, donde te estés: sea una mujer de oración, sea un hombre de oración. Me dirijo a los hombres y mujeres que me escuchan, porque, seguramente llegará en algún momento de la vida el estado de viudez, pero no espere que sea un tiempo de abandono y, sí, el tiempo de la mayor presencia de Dios en tu vida.

La vejez, edad más avanzada y viudez no son estados de vida o situaciones de la vida en que estamos solos. Son estado de vida donde podemos ser más enteros para Dios, podemos contemplar una vida donde Dios estuvo presente, es le tiempo propicio en que podemos alabar y dar gracias.

Cuando tenemos en Dios una razón para vivir, encontramos en Él la alegría de vivir. Alabamos, bendecimos a Él, contemplamos y lo encontramos presente en muchas situaciones de nuestra vida y de nuestra existencia.

Ana es para nosotros la profetiza, la mujer que se pone para ser el oráculo de Dios, para escuchar la Palabra de Él, para servirlo con la vida de ella.

Nunca el anciano es imprestable, puede hasta estar en la cama por alguna enfermedad o deficiencia, pero la sabiduría que de allí brota es gracia viva de Dios. Los ancianos son para mí referencia y, por eso, tengo de ellos una referencia, porque, manifiestan la sabiduría de Dios manifestada a lo largo del tiempo.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.