24 Feb 2022

La vida eterna es la mayor recompensa de los hijos de Dios

“Les aseguro que no quedará sin recompensa el que les dé de beber un vaso de agua por el hecho de que ustedes pertenecen a Cristo. Si alguien llegara a escandalizar a uno de estos pequeños que tienen fe, sería preferible para él que le ataran al cuello una piedra de moler y lo arrojaran al mar” (Mc 9, 41-42).

“Un copo de agua” y “uno de estos pequeños”, dos realidades mínimas, dos minimos que, por causa de Cristo, – el texto dijo: en el nombre -, se convierten proporcionalmente gigantes. La actitud: el gesto de dar un vaso de agua o escandalizar un pequeño. “Porque eres de Cristo”, esta es la diferencia. Y “los pequeños que creen en mí”, es interesante notar ese detalle del texto, porque todo esta centralizado en la persona de Jesús. La edificación de alguien por medio de la practica del amor, de la caridad; y el escándalo dado a la fe de alguien, escándalo provocado contra la fe de alguien, que pueda dañar la fe de alguien.

El vaso de agua puede estar muy cerca de nosotros, el vaso de agua puede estar dentro de casa, puede estar en su ambiente de trabajo, muy cerca de ti. Los pequeños también pueden estar dentro de casa. Antes, hablaba de expulsar demonios y ahora se habla de un vaso de agua, que yo y ni tu paga por él, que fue un don del Creador.

Miran, en el ministerio, en la vida con Dios, en la vivencia concreta de aquello que es la vida de Cristo, las cosas pueden ser extraordinarias: expulsar demonios; pero las cosas pueden ser muy sencillas, como ofrecer un vaso de agua a quien tiene sed. Entonces, eso demuestra para nosotros la belleza que es seguir Jesús, personas que van ser capaces de hacer cosas maravillosas en el nombre de Jesús, pero todos nosotros somos capaces de gestos, aparentemente, muy sencillo por causa del Reino de Dios.

Una recompensa por un vaso de agua, dado por causa de Cristo, puede convertirse eterna

Un gesto minimo, hecho con amor, va tener su recompensa. Una recompensa por un vaso de agua, dado por causa de Cristo, puede convertirse eterna. ¿Cuál es nuestra recompensa? ¡Nuestra recompensa es la vida eterna! Mira, por causa de Cristo, un gesto, por más sencillo que pueda parecer, tiene sabor de vida eterna, él puede convertirse eterno. Entonces, no despreciar lo que esta a tu alcance, aún que tu no sea capaz de hacer grande cosas, pero tu puedes hacer de las pequeñas, grande realidades.

El detalle “en el nombre de Jesús”, en el texto aparece esta realidad. En el nombre de Jesús, eso no circunscribe, no delimita la acción, por el contrario, eso amplia más aún. ¿Por qué? Porque Cristo no es de dominio privado, Cristo no es propiedad privada, pero Él tiene el corazón grande para caber todos los hijos de Dios, todos los hijos amados de Dios. Y los discípulos quieren restringir, hemos visto ayer: “Nosotros lo prohibimos, porque él no nos sigue” (Mc 9, 38), y Jesús hace el movimiento de engrandecer el corazón.

El tropiezo porque la palabra “escándalo” significa: piedra de tropiezo; el tropiezo puede comenzar dentro de nosotros, antes mismo que ocurra un escándalo exterior, él puede comenzar dentro de mi y de ti. Entonces, miremos aquellas actitudes, comportamientos y la forma de ser que no condice con el Evangelio de nuestro Señor. Retiremos todo eso; y seamos instrumentos de edificación en la vida de nuestros hermanos, quien sabe con un simples vaso de agua.

Sobre todos vosotros, la bendición de Dios Todopoderoso. Padre, Hijo y espíritu Santo. ¡Amén!


Padre Donizete Ferreira

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.