02 Apr 2021

La Pasión de Cristo nos concede vida nueva

“Y ahora, llegado a su perfección, trae la salvación eterna para todos los que le obedecen” (Hb 5,9).

Toda la Tierra silencia para entrara en el misterio de la Pasión de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Él dio Su vida, Él murió por nosotros.

Contemplamos el Cristo siervo y sufridor, que lleva en sus hombros el sufrimiento de toda la humanidad. El Cristo que es despreciado, humillado, menospreciado y, más que eso, que sufre todas las humillaciones por amor a nosotros.

Tal vez, tu pregunte: “¿Necesitaba sufrir mucho? Es el precio que Él pago por amar y salvar a nosotros. El Padre no ofreció bueyes, carneros y ningún otro sacrificio, Él sacrifico su propio Hijo, Él ofreció Su propio Hijo en redención, en expiación por nuestros pecados y el Hijo se convertido obediente al Padre.

¿Qué obediencia es esta? Es la obediencia de convertirse hombre y aceptar en sí las condiciones humanas para que nuestra humanidad fuera en Él rescatada, salva y redimida. El sufrimiento de Cristo es el sufrimiento de toda la humanidad.

Adoremos el Cristo Crucificado que dios Su vida para salvarnos

Hoy, volvemos la mirada, en especial, para aquellos que más sufren en nuestro medio. La mirada de Cristo sufridor se vuelve para aquellos que padecen en los lechos de hospitales, en aquellos que están sufriendo en la soledad, en la depresión, en la opresión del alma, del cuerpo y del espíritu, aquellos que están siendo privados de derechos a la vida. Él esta dando Su vida por nosotros, pero no dejemos de mirara para los sufrimientos de aquellos que padecen en el día de hoy, ellos son para nosotros la imagen de Cristo crucificado y sufridor.

Miremos para el sufrimiento de Cristo, hagamos memoria de la Pasión del Señor, no para tener compasión y piedad de Él, pero para que podamos redimirnos, para que podamos tomar conciencia de nuestra propia debilidad humana y asumir que un Dios nos amo mucho al punto de sufrir toda la tragedia humana para salvarnos de la tragedia del pecado. Él sufrió por nosotros, se entrego por nosotros, Él desea que la salvación llego hoy en mí, en ti, en nuestra casa, en nuestra familia.

Hagamos silencio, entremos en el silencio de Dios. Contemplemos el Cristo crucificado. Que cada llaga de Cristo apaga las llagas de nuestros pecados, que cada gota de sangre de Jesús sea derramada en nuestra sangre y nos de la vida.

Que el agua que viene del lado abierto de Cristo en la cruz nos lave, nos purifique y nos redima. Que el agua del lado abierto de Cristo nos conceda una vida nueva. Entra en el misterio de la Pasión del Señor, reverenciemos, adoremos el Cristo Crucificado que dio Su vida para salvarnos.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.