11 Aug 2018

La incredulidad nos aleja de la presencia de Dios

Es Jesús quien alimenta nuestra fe y no nos deja vivir en la incredulidad

“Porque ustedes tienen poca fe. En verdad les digo: si tuvieran fe, del tamaño de un granito de mostaza, le dirían a este cerro: Quítate de ahí y ponte más allá, y el cerro obedecería. Nada sería imposible para ustedes” (Mt 17, 20).

Jesús se quedó escandalizado delante de la actitud de los discípulos que seguían a Él, que se “alimentaron” de Él, pero no fueron capaces de atender la suplica de un padre que pedía por su hijo que sufría de epilepsia y buscaba ser sanado.

La cuestión no es ser sanado o no, la cuestión es no poner la fe en practica, es no acoger, no amar, no rezar ni pedir la intervención del Cielo. Caminamos con Jesús y necesitamos alimentarnos de Él. Es Jesús quien alimenta nuestra fe y no nos deja vivir en la incredulidad.

Ser incrédulo es creer que las cosas no tiene solución, es dejar el corazón caminar en las tinieblas y no encontrar la luz. La incredulidad es dejar un padre desanimado, desamparado y no mostrarle el camino de la luz para aquella situación.

Vivimos en la fe y necesitamos alimentarla, porque Jesús esta diciendo; “¡Gente sin fe y perversa!”. Es una perversidad del alma y del corazón vivir con Jesús, en la presencia de Él, pero no alimentamos nuestra confianza en Él.

Hay situaciones que parecen más oscuras, sin luz, pero en Dios depositamos nuestra confianza. Nuestra fe, muchas veces, es demasiado pequeña, pero necesita ser alimentada y cuidada, porque sin ella nosotros no subsistimos delante de Dios.

Sin fe no damos cuenta de las montañas que el mundo nos pone delante. Alimente el mundo con la fe de Dios, que esta en nuestro corazón.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.