12 Oct 2020

La imagen de la Virgen María es para nosotros la indicación del Cielo

“Pero su madre dijo a los sirvientes: Hagan todo lo que él les diga” (Jn 2, 5).

¡Viva la madre de Dios y nuestra! ¡Viva la Señora Aparecida! Todo el pueblo brasileño tiene la gracia de, en el día de hoy, celebrar la Patrona. La virgen Madre Aparecida, una pequeña imagen que fue encontrada en un río.

Mira, una imagen pequeña y despreciada, primero, se encontró el cuerpo, después, la cabeza. Aquella imagen estaba tan sucia, tirada en el fondo del río, pero en aquella imagen estaba a la gracia. La primera cosa que necesitamos reflexionar: somos la imagen y semejanza de Dios y no podemos despreciar esta imagen que somos, porque somos el símbolo vivo de que Dios esta en nuestro medio y que Él hace bien todas las cosas.

A la medida en que vamos denegrido y despreciando esta imagen viva de dios, que somos nosotros, despreciamos a nosotros y también la persona del prójimo.

La imagen de escultura es una imagen sagrada, no hay aquella concepción protestante equivocada de aque las imágenes de escultura son idolatría es prohibida, es un pecado grave. La idolatría es tener ídolos; y los ídolos en el Antiguo Testamento fueran hechos para ser puestos en el lugar de Dios.

Se vuelva, hoy, para la imagen de la Virgen negra de Aparecida, recurra a Ella

Las imágenes no existen para estar en el lugar de Dios, ellas existen para nos llevar hasta Dios, para nos mostraren el camino de Él. Como la imagen sagrada de la serpiente, en el desierto, fue una señal de la cura de Dios, la imagen de los santos, la imagen de la Virgen María son para nosotros la indicación del camino del Cielo.

Es el proprio Dios quien manifiesta eso en el mundo entero, en las imágenes milagrosas de la Virgen Madre: Lourdes, Fátima.. Podría enumerar varios, pero, hoy vuelvo para esta imagen negra, el color del pueblo brasileño en su gran mayoría, la imagen de la Virgen Aparecida.

Comenzó para ayudar aquellos pescadores que sufrirían penalidades porque no conseguían pescar, y Ella misma apareció para ser una señal de la pesca milagrosa que después ellos fueron realizar.

El culto a esta imagen llevo muchas almas para Dios y liberto muchas personas de la esclavitud del pecado. Comenzó en aquella pequeña ciudad de Guaratingueta – SP (Brasil) y, después, se despejo por el Brasil entero y por muchos lugares en el mundo, porque en la Virgen Madre Aparecida esta el mayor santuario mariano del mundo, allí esta el pueblo brasileño con sus lagrimas, dolores, con sus sufrimientos, pero con muchas acciones de gracia en el corazón por esta presencia amorosa de Dios en nuestro medio.

Vuélvase, hoy, más que nunca, para la imagen de la Virgen de Aparecida, recurre a Ella, escuche lo que Ella esta nos diciendo: “¡Hacer lo que Él decir!”. Porque las imágenes sagradas no ocupan el lugar de Dios, por el contrario, ellas nos llevan para el regazo de Dios, para la proximidad de Él y rescatan en nosotros la imagen sagrada de que nosotros mismos somos de Dios.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.