07 Mar 2019

Para seguir a Jesús es necesario renunciar a sí mismo y abrazar tu cruz

Sigamos a Jesús con todo nuestro amor y de todo corazón

“Después dijo a todos: «El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz cada día y me siga” (Lc 9, 23).

Jesús esta diciendo para todos que quieren seguirlo que es necesario entrar en la disciplina del Evangelio. Y seguir Jesús significa ir aún atrás de Él, convertirse verdaderamente Su discipulo. Y ser discipulo de Él es exigente, no basta decir que fue bautizado, ir a Misa a los domingos, llevar una cruz en el pecho, tener una medalla de Nuestra Señora, porque estos son solo aderezo.

Para seguir Jesús es necesario entrar en la discipula del Evangelio. La primera es la capacidad de renunciar, pero renunciar a sí mismo. Porque somos llenos de nosotros: nuestra voluntad, nuestro deseo, nuestro orgullo y egoismo. Generalmente es en el singular “mí” voluntad; lo que “yo” quiero.

Los sinsabor de la vida humana, de la relación familiar, conyugal, entre amigos, de las relaciones en la casa de Dios, ocurren por causa del sinsabor del “yo”, por estar siempre delante de nosotros.

Para seguir Jesús a escuela es solo para uno, la escola es pata todos los hijos de Dios. Entonces, sino soy capaz de vencer egoísmo, mí tendencia al individualismo, no conseguire seguir a Jesús de todo mi corazón.

“Quien quiere seguirme, necesita tomar tu cruz a cada día”. Jesús llevo la cruz de Él y nosotros llevamos la nuestra. Yo llevo mi cruz de cada día, tu llevas la tuya de cada día.

Y la vida es una cruz, una vía crucis, y necesitamos purificar la comprensión del sentido de la cruz. Cristo llevo Su Cruz, Su madero que, para unos, representaba la maldición, pero ella nos salvo. Abrazar mi cruz de cada día, es abrazar mi salvación.

Tiene momentos que la cruz pesa y no tenemos fuerza. Jesús tuvo ayuda para llevar la cruz y, también, necesitamos de ayuda y de ayudar a los demás. Lo que no podemos es abandonar y renegar nuestra cruz, maldecir.

Necesitamos, muchas veces, lidiar con nuestros propios limites de la condición humana, de la salud, financiero, limites de situaciones adversas. Que puedas lidiar todo eso con espíritu del evangélico. Cuando este pesado y no estés mas dando cuenta, no quedes aislado. Quedate con Dios y con la gracia de Él, como hermanos que necesitan ayudar uno a los otros a llevar su cruz de cada día.

Pero siga a Jesús de todo corazón y con todo amor. No dejes engañar por falsos camino, porque Él es nuestro Maestro. Renunciando a nosotros, abrazando nuestra cruz, vamos atrás de nuestro Divino Salvador.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.