20 May 2022

Fortifique tu relación de amistad con Cristo

“Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamo servidores, porque el servidor ignora lo que hace su señor; yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre. No son ustedes los que me eligieron a mí, sino yo el que los elegí a ustedes, y los destiné para que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero. Así todo lo que pidan al Padre en mi Nombre, él se lo concederá” (Jn 15, 14-16).

Esta es la Palabra de Jesús para nosotros, en este viernes, mis hermanos y mis hermanas. Es un llamamiento, es una invitación, una invitación a ser amigo de Cristo. Amigo, aquel que camina lado a lado, aquel intimo, aquel que es compañero.

Y Jesús hizo para Sus discípulos ese llamado y lo hace cada uno de nosotros, pero es una invitación, como yo dije. Jesús no obliga nadie a esta relación, a este tipo de relación. Somo libres para adherir y para acoger la amistad de Cristo como ese lugar de reciprocidad. Porque amistad es así, amistad es esta reciprocidad, dar y recibir amor.

Cristo nos llama a esta reciprocidad. Recibimos Su vida como un don, como un regalo, recibimos Su corazón, pero también somos invitados a dar nuestro corazón a Él, a ofrecer nuestro corazón a Cristo, para que esta relación de amistad con Él, poco a poco, va siendo construida.

Este tipo de relación al cual Jesús nos invita, el se contrasta radicalmente con la mentalidad de este mundo, porque la mentalidad de este mundo es una amor que necesita ser merecido. Necesito hacer algo para merecer el amor, un amor que, muchas veces, puedo comprarlo y un amor que me da alguna cosa em cambio. Eso, dentro de la filosofía, llamamos de utilitarismo, cuando usamos la amistad de alguien, la oportunidad de tener una relación con alguien, para disfrutar de esta persona algún beneficio nuestro, eso es utilitarismo.

Cuanto más parecido con Cristo, más esta relación de amistad va siendo fortificada

Jesús nos llama a una relación de amor gratuito, un amor inmerecido, un amor que no se compra, un amor que no espera nada em cambio, un amor sin pretensiones. Es ese amor de amistad al cual Jesús nos llama. La amistad es el amor gratuito de Jesús.

Por eso que el Espíritu Santo nos hace pasar de esta condición que hablo el Evangelio: de siervos para amigos de Jesús. Porque el Espíritu Santo nos cristifica, Él nos hace más parecidos con Cristo, y mientras más parecidos con Cristo, más esta relaciones de amistad va siendo fortificada. Es así en neustras relaciones de amistad  humana, cuando amamos alguien, algunas cosas de aquella persona son asimiladas en nuestra vida, la forma de hablar, algunas realidades se parecen mucho, también con Cristo es así.

Es el Espíritu Santo que nos hace pasar de la condición de siervos para la condición de amigos, aquellos que pueden estar cerca del corazón de Cristo, aquellos que son depositarios de todos los tesoros y de todas las gracias del corazón de Jesús. Por eso, pidamos al Señor la gracia de corresponder al tamaño don, que realmente exista en nuestro corazón esta reciprocidad, este deseo también hacernos amigos del Señor.

Sobre todos vosotros, la bendición de Dios Todopoderoso. Padre, Hijo y Espíritu Santo.

¡Amén!


Padre Donizete Ferreira

Sacerdote da Comunidade Canção Nova.

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.