19 Apr 2019

El Cristo crucificado es el rostro de los humillados de nuestros días

“Sí, lo asegura Yavé, mi pueblo bajó, primero, a Egipto para instalarse allí, y después cayó bajo la violenta opresión de Asur” (Is 52, 4).

Hoy, celebramos la Pasión de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Nuestra mirada se vuelve para el Cristo crucificado, Aquel que murió en la cruz abandonado por los hombres y ayuda por Dios. Es el momento de contemplarnos el sufrimiento de Cristo, y el sufrimientos de Él en la cruz tiene incluso forma de representación humana, porque fue demasiado humillante.

Jesús fue despreciado, pisoteado y humillado hasta el extremo. Cuando la Palabra nos dice que ni apariencia humana Él tenía, es el mejor retrato para describirnos la condición de sufrimiento humano que se configuro en Cristo Jesús. Él fue mismo despreciado, humillado, no tuvieron pena, piedad y ninguna misericordia de Él. Nadie tenía coraje de mirar para Él.

A veces, tenemos en nuestra casa un crucifijo bonito y muy bien hecho por los artistas, pero él no representa el Cristo en la cruz. El Cristo en la cruz era horroroso de ver, era muy humillante para ojos contemplaren lo que se pasaba sobre Él. El Cristo crucificado, que hoy miramos en la cruz, sigue siendo crucificado en el rostro de todos los sufridores.

El Cristo crucificado es el rostro de los pobres, de los enfermos, despreciados y humillados de nuestros días

Vamos a un hospital y vemos muchos enfermos, muchas veces, tirados en los corredores de una forma muy humillante, porque hay muchas enfermedades que humillan la persona humana. La comunión con el Cristo crucificado es con todos los enfermos y sufridores en todas las épocas de historia de la humanidad. Él vino para predicar el más sufridor y llevar sobre sí los dolores y sufrimientos de todos.

Hagamos, hoy, nuestra comunión con Cristo crucificado. Él no necesita de nuestra compasión, porque fue Hombre de Dios para abrazar Su cruz, vivir la humillación y de ella resurgir glorioso.

Hoy, Cristo necesita ser amado, contemplado en el rostro y en la vida de todos aquellos que sufren, porque ellos son para nosotros la expresión de Cristo crucificado en nuestros días.

Meditemos, hoy, sin quitar nuestra mirada de la cruz y sin olvidarnos de los crucificados de nuestros días. ¡Un Viernes Santo, bendecido para todos nosotros!

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.