14 May 2019

Es necesario permanecer en el amor y guardar los mandamientos de Dios

“Como el Padre me amó, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor. Si cumplen mis mandamientos, permanecerán en mi amor. como yo cumplí los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor” (Jn 15, 9-10).

La Iglesia nos da la gracia de celebrarnos la Fiesta del Apóstol San Matías. Sabemos que Matías fue elegido por los apóstoles para suceder el lugar de Judas, que se perderá por la traición, por el amor al dinero y, especialmente, porque él propio quitó su vida y quito del grupo de los apóstoles.

La referencia, cuando decimos que Judas se perdió, no es que estamos condenando Judas y diciendo que él fue para el infierno. Estamos diciendo que Judas renegó a hacer parte del grupo de los apóstoles. La salvación perteneció a Dios como también la condenación solo pertenece a Él. Lo que estamos diciendo es que Matías fue elegido para suceder Judas en el grupo de los apóstoles.

Cuando renegamos las cosas de Dios, cabe a nosotros y a Dios juzgarnos, salvar o condenar. No cabe a ninguno de nosotros lanzarnos nadie en el infierno, pero cabe a nosotros cuidarnos unos de los otros, incluso para no perdernos en el camino de la salvación.

Quien esta en Dios hoy, mañana puede no estar. Quien esta sirviendo a Dios hoy, mañana puede no estar sirviendo. Es necesario permanecer en el amor y guardar los mandamientos de Dios, falto eso a Judas: permanecer en el amor de Dios y guardar los mandamientos del amor divino.

El amor es el distintivo, es la marca del seguidor de Jesús, no es ser llamado de apóstol, de padre, de hermano y hermana

La orden es esta: Amémonos unos a los demás. Solo permanece en Dios quien ama a Él de todas las cosas y quien ama también a su hermano.

Existen otras cosas que aprendemos a amar mucho en la vida. Judas aprendió a amar el dinero, por eso él amó menos a Dios y a sus hermanos. ¿Qué estamos amando más que Dios y a nuestros hermanos? ¿Qué esta entrando en nuestra vida que esta quitando nosotros del camino del Señor?

Es necesario amarlo con toda la fuerza de nuestra alma y de nuestro corazón. El amor es el distintivo, marcar del seguidor de Jesús, no es ser llamado de apóstol, de padre, hermano y hermana, no es solo una designación humana. La designación divina para ser para siempre de Jesús es amar.

Amemos uno a los otros, porque el amor de Dios nos salva plenamente.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.