07 May 2019

Cristo es el pan que da la vida al mundo

“Les aseguro que no es Moisés el que les dio el pan del cielo; mi Padre les da el verdadero pan del cielo; porque el pan de Dios es el que desciende del cielo y da Vida al mundo” (Jn 6, 32 – 33).

Nuestro Padre maravilloso, bondoso y misericordioso es digno de toda alabanza, honor, gloria y de toda bendición, porque Él nos sana, nos alimenta y cuida de nosotros. El Padre podría alimentarnos de varias formas, como Él nos alimenta con toda la naturaleza creada tan rica en alimentos para sanar nuestra hambre y nuestra sed, pero el Padre sabe que nosotros tenemos hambre de eternidad, tenemos sed de Él, sed del Cielo; y si no nos llenamos de esta hambre, vamos saciarnos con alimentos estropeados.

Así como estamos dejando buenos alimentos para no comernos cualquier cosa, y nuestro organismo esta se estropeando y estamos adquiriendo y asimilando tantas enfermedades, es porque comemos muchos alimentos, muchas alimentos que no es bueno y nos estropeamos. En nuestro interior, no es diferente, en nuestra vida psicológica, psíquica, espiritual, también estamos alimentándonos de cualquier cosa, estamos rellanando con intelectualismos, filosofías y psicologías. Todas ellas tiene su importancia, pero el hombre y la mujer de Dios se alimentan de Dios en primer lugar.

El joven de Dios o cualquier persona que se va formar en una área, se apasionando por alguna ciencia, se plica, se inclina; y es bonito ver la determinación, ver la persona inclinarse por aquello que ella cree y corre atrás.

Necesitamos buscar, con más intensidad, el único pan que nos sana: Jesús

Necesitamos correr atrás para alimentarnos de Dios, porque Él hizo la parte de Él y nos dió Su Hijo como alimento para alimentarnos y rellenar nuestra vida

Solo Jesús es el alimento que el Padre nos da, es el Padre de Dios, el pan que bajo del Cielo y da la vida el mundo; este mundo en que vivimos, que es hecho de apariencias, donde parece que todos están vivos. ¡Están bien, todos llenos de colores! En la televisión, solo muestran cosas bellas, entonces, tu pones una “capa” para ocultar lo que esta por detrás, para no mostrar lo mucho que las personas están tristes, deprimidas, depresivas, oprimidas y heridas en el cuerpo, en el alma y en el espíritu.

La verdad es que el mundo es un verdadero ambulatorio donde estamos siempre en la emergencia para salvar almas, vidas y corazones. El remedio nosotros tenemos, el alimento nosotros tenemos, pero es como un paciente que esta en la UTI, pero medican de forma equivocada: él se alimenta de forma equivocada y va dar cuenta, porque no fue bien cuidado.

Dios vio y esta viendo que el mundo esta en una verdadera UTI, y Él mismo vino salvar y rescatar los Suyos. Para que no perecen.

Es necesario que nosotros nos alimentemos de Él, que nos permitamos ir a Él, porque quien va al Padre no tiene hambre ni sed, porque Él mismo nos sana, nos llena con Su presencia. En medio a las situaciones en que estamos buscar, con más intensidad, el unico pan que nos sana, y Él se llama Jesús, el Pan que bajo del Cielo para dar vida al mundo, para dar vida a nuestra vida.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.