16 Jan 2018

Seamos siervos de la gracia de Dios

Vivir el espíritu de la gracia es saber entender primero la persona humana

“El sábado ha sido hecho para el hombre, y no el hombre para el sábado. Sepan, pues, que el Hijo del Hombre también es dueño del sábado” (Mc 2, 27-28).

El sábado representa la ley, la tradición para la religión judaica. Es verdad, el sábado tiene un valor sagrado, pero él no es más sagrado que la criatura humana.

No es para el hombre ser siervo del sábado y ni de la ley, necesitamos ser siervos de la gracia de Dios, porque, si nos dejarnos esclavizar por la ley o practicarnos la ley por la ley, no vamos vivir la gracia.

Muchas veces, estamos presos a los rituales, a las normas; estamos cobrando “A” por “B”, queremos que las personas sea de esta forma, porque es eso que exigen.

No se trata de convertirse una persona relajada, relapsa, relativista, que trata todo de cualquier forma. Es necesario tener seriedad, tener una dirección en la vida, una luz por donde nosotros debemos caminar. Eso todo con la mirada de gracia.

En la vida tiene que tener horario para muchas cosas: horario para llegar, para comer, horario para eso o para aquello, en este sentido, pensemos así: si en nuestra casa establecemos que el horario para tomar bañarse es las 18h; pero, si no fue posible bañarse en ese horario, no seamos tan rigurosos, tomemos a las 18h30 o incluso a las 19h. Entienda que no fue posible; yo di el ejemplo del baño, pero podría ser el ejemplo de muchas cosas de la vida.

Algunas relaciones acabaron, muchas cosas en nuestra vida destruyeron, porque relajamos o dejamos todo de cualquier manera. No llevamos en serio los preceptos, los compromisos que necesitamos tener, o llevamos todo muy en serio o de cualquier manera.

Acumulamos las cosas, cobramos “eso y aquello”, pero, vivir el espíritu de la gracia es saber entender primero la persona humana.

Hay personas que están más adelante, consiguen vivir las cosas de forma más disciplinada, organizada; hay otras que están aprendiendo. Hay personas que consiguen ir a misa todos los días, hay otras que están esforzándose para ir a cada domingo. Hay aquellos que, no consiguen rezar un rosario entero, y aún, aquellos los cuales consiguen rezar todo el rosario, un Padre Nuestro o 10 Aves Marías.

Es necesario tratar cada persona como humana, porque no es el peso de la Ley que va salvarnos o condenarnos. Lo que nos va salvar y condenarnos es, sobre todo, el peso de la gracia, el peso de tener un corazón que sepa entender el corazón del otro, y que sepa dar lo mejor de sí, para vivir la gracia que se recibe de Dios.

Jesús es Señor del Sábado, es el Señor de la vida y a Él debemos volvernos de todo nuestro corazón.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.