01 Jul 2019

Los justos pueden salvar el mundo

“Abraham dijo: «Vaya, no se enoje mi Señor, y hablaré por última vez. Puede ser que se encuentren allí sólo diez.» Yavé dijo: «En atención a esos diez, no destruiré la ciudad” (Gn 18, 32).

Hoy, estamos acompañando el papel de intercesor que Abraham, el justo, ejerce delante de Dios para poder salvar Sodoma y Gomorra de la destrucción. Dios no destruye nada, pero el mal por sí dolo destruye todas las cosas. La injusticia, la iniquidad y la perversidad van desmoronando y destruyendo toda la sociedad y todos los valores. El mal por sí solo tiene un podemos destructivo enorme.

¡Mire como están destruyendo nuestras casa, nuestras familias, nuestros hogares! Están destruyendo nuestro país, el mundo en que estamos viviendo un día de cada vez. No es la mano de Dios que baja para destruir, porque la mano de Él es la mano que salva, pero para que la salvación ocurre, Él necesita encontrar almas justas, correctas, almas que vivan de forma honesta y verdaderamente justa.

Abraham intento encontrar 50, 40, 30, 10 justos. Yo hablo a ti, sin embargo, que solo un justo es capaz de salvar el mundo. El justo Jesús purifico el pecado de toda la humanidad, pero el justo Jesús necesita encontrar en nosotros también personas justas, honestas, correctas, porque solo así podemos salvar el medio donde estamos.

La perversidad, la maldad y las injusticias crecen cada vez más en nuestro medio, y incluso personas buenas que crecerán conociendo la verdad fácilmente se dejan corromperse por la maldad del mundo.

Nuestro papel es es intercesores, rogamos por el mundo, por nuestra casa, por nuestra familia

La maldad entra de una forma tan maliciosa en el corazón del hombre, que va a poco corroyendo un pensamiento, un sentimiento, pero nadie se denomina persona mala, cualquier uno de nosotros corre serio riesgo de ser contaminado por la injusticia del mundo.

Injusticia es, por encima de todo, no vivir una vida recta y correcta. Injusticia es dejarse dominar por los sentimiento que orienta el mundo de maldad, de egoísmo y de llevarse por los propios interés. El injusto es aquel que piensa en sí y no piensa en los demás; injusto es aquel que quiere que el mundo gire alrededor de él no alrededor de Dios, que es justo y Padre para todos.

La injusticia asume varias situaciones de crueldad, de maldad, de la perversidad e iniquidad, y va tomando cuenta de varios espacios en el trabajo, en la familia, en la escuela y en la sociedad en que estamos.

Nuestro papel es ser interceptores, rogarnos por el mundo, por nuestra casa, por nuestra familia, pero, por encima de todo, cuidamos para ser verdaderamente justo, porque los justos salvan el mundo.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.