10 Jan 2018

Jesús expulsa la fuerza del mal que actúa en nosotros

Jesús expulsa la fuerza del mal de nuestra vida, exorciza y manda ella para lejos de nosotros

“El pueblo entero estaba reunido ante la puerta. Jesús sanó a muchos enfermos con dolencias de toda clase y expulsó muchos demonios; pero no los dejaba hablar, pues sabían quién era” (Mc 1, 33-34).

Contemplando la acción del Maestro Jesús, estamos viendo que Él va al encuentro de nuestros dolores, de nuestras enfermedades, de nuestros sufrimientos. Él trae la sanación, el alivio, el conforto y expulsa la causa de nuestras enfermedades, de nuestras enfermedades y del mal en el mundo.

El mal se extendió y tomo cuenta del mundo; él esta presente en nuestras casas, en nuestra vida, en nuestra sociedad, en los medios de comunicación. El mal esta se extendiendo cada vez más.

Jesús expulsa el mal, porque sabe que él nos arruina. El maligno, cuando actúa en nuestro medio, difunde nuestras maldades de varias formas. Cuando una persona esta enfermo, no quiere decir que el poder del mal está sobre ella; físicamente y psicológicamente hablando, ella se siente mal.

Es posible que quedemos enfermos, pero estamos bien y, muchas veces, es posible estarnos con nuestra salud maravillosa, y aún así, no estamos bien.

Estar bien estar con el espíritu en paz, con el espíritu en Cristo. El maligno quiere dejar nuestro espíritu perturbado, agitado; quiere dejarnos confusos, divididos; y quedamos mal cuando estamos confusos, divididos y agitados.

¡Ese es el mal que nosotros necesitamos combatir! Jesús expulsa la fuerza del mal de nuestra vida, exorciza y manda ella para lejos de nosotros, y no me permite que las fuerzas del mal, que los demonios hablen. Cuando los demonios hablan, toman el comando de nuestra vida, ponen confusión en nuestra mente, ponen acusación dentro de nosotros. El mal esta soltando, reclamando acusando el otro, hablando mal del otro, esta expeliendo la fuerza del mal en nosotros.

La boca habla de lo que el corazón esta lleno, y se el corazón esta lleno del bien, el bien va salir de nosotros; además, si el corazón fue tomado por las fuerzas del mal, el mal va salir de nosotros. El mal que sale de nosotros deja las personas malas.

Muchas personas quedan malas, con el mal que existe en nosotros, muchas veces, reclamamos siendo así, permitimos que Jesús expulse toda la fuerza del mal que actúa en nosotros, en nuestra vida, para que seamos el bien mismo enfermos, mismo pasando por tribulaciones y dificultades. Estaremos bien si estamos en la gracia de Dios, dominados por el Espíritu de Dios.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Janeiro

61%

Mira la revista de este mes
Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.