11 Jul 2018

Jesús busca la oveja que esta lejos de la casa del Padre

En el corazón de la Iglesia, mientras hay una oveja lejos, no podemos estar tranquilos

“Diríjanse más bien a las ovejas perdidas del pueblo de Israel. A lo largo del camino proclamen: ¡El Reino de los Cielos está ahora cerca!” (Mt 10, 6-7).

El Maestro Jesús no descuida de la oveja que esta perdida, por el contrario, su preocupación, primeramente, es con aquella que esta alejada y lejos de casa del Padre. No podemos dejar de lado todos aquellos que están perdiéndose a lo largo de los caminos de la vida.

Cuando nos encontramos perdidos, Dios nos está procurando, queriendo encontrarnos, porque Él no nos quiere perdidos, Él nos quiere encontrados, especialmente, que nos encontremos con Él, con la vida.

Cuantas veces nos perdimos en los caminos de la vida, nos perdimos en nuestros pensamientos, en nuestros sentimientos y quehaceres, ante muchos cuestionamientos y situaciones de la vida. Nos perdimos ante tantas nebulosidades que enfrentamos a lo largo del camino.

Necesitamos parar, respirar fondo, siempre mirar para Jesús y no quitar de Él nuestra mirada. Jesús no nos pierde, somos nosotros que nosotros perdemos de Él. La misión de cada uno de nosotros es buscar las ovejas perdidas de la casa de Israel, la casa del Señor, el corazón de la Iglesia.

En el corazón de la Iglesia, mientras hay una oveja distante, no podemos estar tranquilos. Por eso, donde nosotros estamos, necesitando encontrar Dios, sea trabajando ejerciendo nuestra misión, a comenzar por nuestra casa, por nuestra familia, pues hay muchos perdidos en nuestro medio, muchos que están buscando de un sentido para la vida.

No podemos juzgar ni condenar las personas. No podemos alejarnos de ellas. No podemos tratar con desprecio y menosprecio aquel que vive una situación de vida que, muchas veces, no creemos correcta. Aquel que no va a la Iglesia, que no va a la casa de Dios, no podemos mirar como un condenado, pero como una oveja a ser encontrada.

Hoy, estoy aquí, pero podría no estar también. Podría estar perdido y lejos. Quien fue encontrado hoy puede estar perdido mañana; quien esta perdido hoy es una oveja a ser encontrada hoy y mañana. Nuestro apostolado es el apostado de la misericordia, es el apostolado de aquel que va buscar la oveja del Señor más perdida, pero lejos ni desacredita.

Necesitamos anunciar para todos que el Reino de los Cielos esta cerca.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.