02 Jun 2018

Permanezcamos en comunión con Dios

Para actuar en la autoridad de Dios, necesitamos tener comunión y sintonía con Él

“¿Con qué derecho has actuado de esa forma? ¿Quién te ha autorizado a hacer lo que haces?» Jesús les contestó: «Les voy a hacer yo a ustedes una sola pregunta, y si me contestan, les diré con qué derecho hago lo que hago. Háblenme del bautismo de Juan. Este asunto ¿venía de Dios o era cosa de los hombres?” (Mc 11, 28-30).

En el Evangelio de hoy vemos que los sumos sacerdotes, maestros de la Ley e ancianos se acercaran de Jesús para ponerlo en dificultad, ellos querían saber de donde venía la autoridad de Jesús, querían saber quien autorizaba todo aquello que Jesús realizaba.

Quien tiene comunión con Dios hace todo en la autoridad de Él. No basta sernos religiosos, ir a menudo a la iglesia y decir que somos bautizados, necesitamos tener la autoridad divina, por eso Jesús hablaba con autoridad.

Confundimos mucho autoridad con títulos, con autoritarismo, con imágenes imponentes e importantes. Estamos hablando de la autoridad que solo Dios ejerce sobre la faz de la Tierra y sobre nuestra vida, la autoridad de salvarnos, de renovarnos, de rescatarnos y convertirnos hijos de Dios. Para actuar en la autoridad de Dios necesitamos tener comunión y sintonía con Él.

No basta tener títulos, cargos, no basta los sacramentos que recibimos porque, muchas veces, el sacramento no corresponde a la gracia de vida. Puede ser que tu haya recibido la gracia de estar casado, pero no vive la tranquilidad del sacramento del matrimonio, del bautismo, de la ordenación y de lo que sea en la gracia divina.

Son hombres religiosos que están cuestionando Jesús, son maestros y doctores de la Ley que quieren saber de donde viene la autoridad de Él. Jesús responde con otra cuestión: “Basta decirme con que autoridad Juan bautizaba”. Ellos sabían que Juan realizaba el divino, que era del Cielo, pero no escucharon el llamamiento de Juan y lo rechazaron. Jesús fue de la misma forma hablar con ellos, pero no fue acogido. ¿Sabe, porque no acogemos Juan, Jesús, aquellos que vienen hablar en nombre del Señor? El problema no es quien habla, el problema es la comunión con el Señor, es nuestra vida que corresponde o no con la voluntad del Señor.

Permanezcamos en comunión con el Señor para que tengamos autoridad para vivir en el nombre de Él, para hablar en nombre del Señor, y proclamar el nombre del Todo poderoso en todo que realizamos.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote da Comunidade Canção Nova, jornalista e colaborador do Portal Canção Nova.

https://www.facebook.com/pe.rogeraraujo/?fref=ts

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.