06 Apr 2018

En medio a las frustraciones, es necesario escuchar la voz del Maestro

En medio a las frustraciones, decepciones e ilusiones que pasamos en este vida, es necesario escuchar la voz del Maestro, dar atención a Él

“Simón Pedro subió a al barca y sacó la red a tierra, llena de peces grandes: eran ciento cincuenta y tres y, a pesar de ser tantos, la red no se rompió” (Jn 21, 11).

Los discípulos están experimentando la frustración, y no fue solo por haber perdido el Señor que murió en la cruz. Esta fue la gran decepción y frustración de la vida de ellos.

Parece que cuando estamos decepcionados y frustrados con alguna cosa que, ponemos gran expectativa, todo lo que viene a partir de eso es también decepcionante.

Los discípulos hicieron lo que tenían más experiencia: pescar. Ellos tiraron las redes con desanimo, cansancio, con un marasmo que movía el corazón de ellos y nada consiguieron. Tal vez preguntes: “¿Pero Jesús ya no había resucitado?”. Él ya había resucitado, pero dentro del corazón de ellos había miedo, muchos desalientos e incertidumbres.

El Resucitado tenía las marcas de la pasión en el cuerpo, pero los discípulos tenían la marca de la pasión en el corazón, estaban heridos. Algunas heridas nos acompañan por toda la vida, por más que nos levantemos, que dejemos para tras las frustraciones pasadas, pero no dejamos las heridas que nos marcaran en aquella situación; ellas vuelven en forma de dolor, de sentimiento de culpa, de duda. Por eso, los discípulos aún tenían miedo, y cuando ellos tenían miedo, no tenían esperanza y nada consiguen.

Los discípulos estaban pescando, pero no conseguían nada. Jesús apareció y les dijo: “Lanzad la red a la derecha de la barca, y encontrareis”. Ellos dieron atención a lo que Jesús habló y lanzaron las redes. Cuando lanzaran las redes, vino tanta cantidad de peces que parecía que las redes no soportaban. Tamaña era la cantidad de peces, fueron ciento y cincuenta y tres grandes peces que los discípulos pescaran.

En medio de las frustraciones, decepciones e ilusiones que pasamos en esta vida, es necesario escuchar la voz del Maestro, dar atención a Él, primero, para ser sanados, en segundo para ser animados y en tercero para no quedarnos en las frustración, peor para encontrarnos el camino de donde están los peces de la vida, porque la vida va hacia adelante porque el Resucitado no nos deja en el túmulo, pero Él nos levanta y nos lleva hacia adelante.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Abril

57%

Mira la revista de este mes
Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.