23 May 2019

Dios guía nuestra forma de amar

“Como el Padre me amó, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor. Si cumplen mis mandamientos, permanecerán en mi amor. como yo cumplí los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor” (Jn 15, 9-10).

Dios quiere permanecer en nosotros, Él quiere vivir en nosotros. ¿Dios es amor y donde Él esta? ¿Dónde el amor esta viviendo? Podemos incluso decir: “Yo no sé amar como es necesario. Yo no consigo amar como Dios ama”. Es verdad que no conseguimos dar cuenta, pero es por eso que necesitamos que Él esté en nosotros. Estamos amando con nuestro esfuerzo humano.

Y la gracia es alargar, abrir, exhibir el corazón para que el amor de Dios esté en nosotros, permanezca en nosotros.

No desista jamás del amor, no podemos desistir de amar a los demás. Sabe, muchas veces, necesitamos revisar la forma como estamos amándonos, porque es un amor que esta exagerando, por encima de la dosis; es un amor ciego, enfermo que esta yendo por vias que no son concretas. Estamos confundiendo sentimientos negativos y equivocados con amor. Aquí se refiere al amor de Dios que esta en nosotros, en el cual debemos amar a los demás.

Y muchas veces equivocamos por los excesos y sabemos que provocan muchos males. Por ejemplo, necesitamos de agua, pero el exceso nos lleva a ahogarnos. Entonces, personas que amana de forma excesiva, exagerada, de forma equivocada, pueden estar sofocando, se ahogando y, poco a poco el amor que tenía muere. Entonces, ame en la medida.

El amor en la medida correcta es el amor de Dios, es el amor de Él permaneciendo en nosotros y guiando todas nuestras formas de amar

Existen aquellos que no aman nada o aman muy poco, amor sin compromiso, sin donación, amor que no nos lleva a comprometernos, a donarnos a los demás. Entonces, necesito elevar el grado del amor, porque el amor en la medida correcta es el amor de Dios, es el amor de Él permaneciendo en nosotros y guiando todas nuestras formas de amar.

Padres amen a sus hijos, hijos amen a sus padres; maridos amen a sus esposas, esposas amen sus maridos; amigos mane unos a lo otros; hermanos amen con amor fraterno. Iglesia del Señor, vivamos el amor como condición fundamental para nuestra vida, pero quitando los excesos.

Dejemos que el amor de Dios esté guiando nuestra forma de amar. Lo que no se puede vivir es un cristianismo sin amor. A veces, estamos sembrando rancor, odio, poniéndonos unos contra los otros; no queremos más ver la cara de aquella persona; alimentamos un amor tan nocivo. Amábamos estar con aquella persona todo el tiempo, ahora ni soportamos más. Hubo un exagero de un lado y ahora esta habiendo de otro extremo.

Es necesario que el amor de Dios esté sellado en nosotros, guiándonos, porque sin amor Dios no permanece en nosotros y no permanecemos en Él.

¡Dios te bendiga!


Padre Roger Araújo

Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva, periodista y colaborador de la Página Canción Nueva. Contacto: padrerogercn@gmail.com – Facebook

Comentários

Pai das Misericórdias

Pedido de Oración

Enviar
  • Aplicativo Liturgia Diária

    Com o aplicativo Liturgia Diária – Canção Nova, você confere as leituras bíblicas diárias e uma reflexão do Evangelho em texto e áudio. E mais: você ainda pode agendar um horário para estudar a palavra por meio do aplicativo.